Revista estudiantil de la Universidad Autonóma de Aguascalientes, editada por la Brigada Jesús Silva Herzog (Sociedad de Alumnos de Economía y Mesa Local ANEE)

martes, 10 de mayo de 2011

¿CÓMO SE LLAMO LA OBRA? (Christian Muñoz, Ciencias Políticas UAA)

Primer acto: corría en año de 1997, El entonces ciudadano Felipe Calderón Hinojosa jovial opositor y con un poco menos de frente; marcha orgulloso con una postura heroica, demandante y cómoda; con la comodidad que solo brinda el ser oposición y no tener otra labor mas que criticar y nunca proponer. El motivo de la marcha: demandar seguridad al entonces presidente Ernesto Zedillo Ponce de León. El panista es seguido de su familia por supuesto, y son acompañados por la consigna “YA BASTA”…. Seguramente se referían al término del priato.

Segundo acto: Viernes 6 de Mayo, aparecen muertos Michel Capuchino Barrón y Emanuel Cruz Zamarripa, jóvenes universitarios a quien sin ninguna explicación el sospechosísmo convierte de inmediato en “sicarios” o “drogadictos”. La sociedad la juega de juez y verdugo con el poderoso argumento de leer uno de los tantos periódicos amarillistas, de cualquier forma nos vamos acostumbrando a esto de la sangre a diestra y siniestra, incluso deberíamos sentirnos afortunados pues como dirían algunos funcionarios “en Aguascalientes no estamos tan mal como en otros estados.” El problema es que a pesar de su idiotez e ignorancia tal ves tengan razón y esto se pueda poner aun peor.

Tercer Acto: Domingo 8 de de mayo del 2011 y la gente nuevamente sale a las calles, en lo que se asemeja a un ejercicio protocolario, el demandar seguridad ya no es una cuestión de reclamo o indignación, esta practica puede ser asimilable al desfile del 15 de septiembre, o por el nivel de convocatoria alcanzado en nuestro estado pareciera mas bien el desfile del día de la primavera de algún jardín de niños, lo curioso es que la mayoría de los asistentes lejos están de ser joviales y enérgicos, son mas bien maestros, intelectuales y personas de 40 años edad en adelante que aprecian con tristeza como el país es consumido por la violencia y el fenómeno del México contemporáneo que Durkheim, definiera como anomia; el lugar donde no existen reglas, donde la interacción y reconocimiento entre los miembros de la sociedad para consigo mismos y con sus instituciones han sido rotas…..

Es difícil imaginar un punto de retorno, aunque suene catastrófico, estamos hundidos en un basurero del cual solo nosotros somos responsables, la apatía, lo banal y lo material han hecho que la esperanza en los jóvenes se pierda, han generado la ilusión de que la única manera de sobresalir es con un arma de fuego en una mano y un fajo de billetes en la otra.

Como ciudadano, como joven, como universitario miembro de la lista de espera de “ninis” con licenciatura, exijo y demando una solución a los gobernantes, que reconozcan que el problema los ha rebasado y que recapaciten en su actuar, y aunque sea mucho pedir que redescubran en los libros que nunca en la historia ningún conflicto se ha resuelto fusil en mano; si les da miedo vivir en un narco estado ¡abran los ojos! Estamos en un narco estado, que compone sus propios himnos, que ofrece seguridad, cobra impuestos e impone sanciones.

Hoy diez de mayo quisiera recordarle al presidente aquellos tiempos en que él se inconformaba, y como se que su capacidad no da para solucionar la problemática del país me conformo únicamente con que responda ¿Cómo se llama la obra?