Revista estudiantil de la Universidad Autonóma de Aguascalientes, editada por la Brigada Jesús Silva Herzog (Sociedad de Alumnos de Economía y Mesa Local ANEE)

jueves, 17 de abril de 2008

AHORA SÍ: POR NUESTRA RAZA HABLARÁ...LA UNAM. (1)


Ayer, 16 de abril de 2008, el presidente de Colombia Álvaro Uribe, declaró en su visita a nuestro país dentro del marco del Foro Económico Mundial, que los cinco mexicanos asesinados por su ejército, en violación a tratados y derecho internacional, en territorio ecuatoriano, eran “terroristas, delincuentes y narcotraficantes”. En Intereconomía nos solidarizamos con la comunidad universitaria, por ello reproducimos el boletín UNAM-DGCS-244, publicado el 16 de abril a las 18:45hrs. Así como textos de Mariana López de la Vega, estudiante de la UNAM, y de los profesores Miguel Ángel Aguilar González y Desireé Robledo Torrano. Es inadmisible que un mandatario al que se le recibe hospitalariamente, difame a la comunidad universitaria.


RECHAZA LA UNAM LAS DECLARACIONES DEL PRESIDENTE COLOMBIANO ÁLVARO URIBE. (2)
Con relación a las declaraciones a un medio televisivo mexicano por parte del presidente de Colombia, Álvaro Uribe, la Universidad Nacional Autónoma de México rechaza las afirmaciones superficiales del mandatario, que atentan contra la dignidad de los mexicanos, lastiman a la Universidad Nacional y a la sociedad en su conjunto, y lamenta la torpeza en la actuación del Ejecutivo colombiano.

Respecto a las aseveraciones de Uribe, que hizo en torno a los sucesos registrados en territorio ecuatoriano el pasado 1 de marzo, la UNAM establece que esas afirmaciones anticipan conclusiones condenatorias, cuando él mismo señaló que hay una investigación en curso, y exige respeto a la memoria de los estudiantes mexicanos fallecidos y a la estudiante herida. Se trata de expresiones sin fundamento, imprudentes e irresponsables, que violentan los principios fundamentales del derecho.

Los señalamientos de Álvaro Uribe incurren en amenazas implícitas y hacen generalizaciones sobre los universitarios. Pero además, faltan a la verdad y carecen del mínimo sentido de solidaridad, están llenas de rencor y se expresan sin pudor alguno, acerca de un bombardeo que mereció la condena internacional, y que, entre sus consecuencias, causó la muerte de cuatro mexicanos y lesiones graves a una más.

NO SOMOS DE LAS FARC. (3)
Profesores Miguel Ángel Aguilar González y Desireé Robledo Torrano
Nos deslindamos de lista de presuntos vinculados con las FARC.
A partir de los lamentables acontecimientos que se suscitaron en Ecuador, se ha desatado en nuestro país una campaña de hostigamiento de universitarios que en diferentes momentos nos hemos manifestado solidarios con diferentes movimientos sociales de México, de América Latina y del mundo. Así mismo, en diferentes medios de comunicación, se han vertido y retomado algunas versiones imprecisas -o de plano falsas- que además de faltar a la verdad, contribuyen al clima de enrarecimiento político y al linchamiento mediático. Tal es el caso de una serie de notas y reportajes que desde la semana pasada incluyen una lista de nombres y fotografías de quince personas supuestamente vinculadas con las FARC. Esas notas y reportajes -a decir de los autores- se basan en documentos de organismos de “inteligencia” de varios países, -incluyendo el nuestro. Según los reportajes, las personas ahí mencionadas supuestamente viajaron a Ecuador, supuestamente participaron en el encuentro bolivariano que se desarrollo en la ciudad de Quito, y “muy probablemente también se encontraban en el campamento de las FARC” atacado por el ejercito de Colombia en Ecuador.
En esa lista se han incluido de manera dolosa nuestras fotografías y de manera equivoca, nuestros supuestos nombres. Ante estos hechos declaramos que los señalamientos antes mencionados carecen de sustento en la realidad y por lo tanto son absolutamente falsos. No es verdad que hallamos viajado a Ecuador, por lo tanto, es falso que hallamos participado en el encuentro bolivariano allá celebrado, y también es falso, que hallamos estado en algún campamento de las FARC. Asímismo, declaramos que de nuestra parte no existe ningún tipo de vínculo o relación con esa agrupación.
Somos egresados de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, nos desempeñado en actividades de investigación y docencia, nos especializamos en el estudio, enseñanza y difusión de la historia, la filosofía y el pensamiento latinoamericano. Conocimos y conocemos a algunas de las personas mencionadas en esa lista y coincidimos con ellos en diferentes actividades académicas y solidarias estudiantiles; sin embargo, todas nuestras actividades las hemos desarrollado de acuerdo al ejercicio de nuestros derechos de libre expresión y pensamiento, de manera pública, democrática y legal. Por lo tanto, consideramos estos señalamientos como un atentado a nuestras garantías individuales, y por lo mismo nos deslindamos tajantemente de cualquier acusación que nos relacione con los hechos antes mencionados.
Nos sumamos a la condena al gobierno de Colombia, por perpetrar un acto de guerra ilegal, invadiendo territorio soberano de otro estado, y perpetrando actos le lesa humanidad, que constituyen crímenes de estado, en los cuales cuatro compañeros universitarios fueron asesinados. Manifestamos también toda nuestra solidaridad y todo nuestro apoyo a las familias de las victimas.


ESTUDIAR A LAS FARC NO ES PERTENECER A ELLAS. (4)
Mariana López De la vega.
En las últimas semanas y a propósito del asesinato de cuatro compañeros estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, (FARC) ubicado en Ecuador, mi nombre ha sido mencionado en su diario el Universal y se han publicado fotografías e imputaciones a través de las cuales se pretende involucrarme como "miembro activo", (por decirlo de alguna manera) de las FARC. Con el objeto de aclarar malentendidos respecto a mi situación, deseo hacer las siguientes consideraciones y en uso del derecho a réplica solicito que se publique en los medios de comunicación la presente.
Efectivamente, a lo largo de mis estudios profesionales he estado interesada en conocer y comprender el surgimiento y permanencia de movimientos sociales en América Latina, que pretenden la transformación de las relaciones sociales en sus países. Es así que he estado interesada en conocer, y analizar en mis estudios de grado y postgrado diferentes expresiones en Latinoamérica, por lo que he realizado investigaciones y trabajo de campo en los procesos que me he avocado a estudiar. Específicamente la organización de las FARC en Colombia, la Revolución Bolivariana en Venezuela y el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) en Brasil.
Para acercarme a este propósito he contado con el apoyo y orientación de mis maestros y compañeros en la FFyL. Con unos y otros he vivido y experimentado lo que es la libertad de cátedra y de investigación para analizar cualquier fenómeno social. Mis profesores me han enseñado el valor y trascendencia de pensadores que han forjado o pugnado por la integración de América Latina. Por ello no es de extrañar que varios compañeros hayamos pretendido rescatar, por ejemplo, el pensamiento de Simón Bolívar y por ello surgió un grupo académico para analizar y difundir entre otras las ideas de Simón Bolívar sus ideas conformando el "Centro de Documentación y Difusión Libertador Simón Bolívar".
Ante el conocimiento de un conflicto social y armado tan largo como el colombiano, también me he avocado a contribuir desde la investigación a la solidaridad con ese pueblo hermano con la firme intención de sumar voces a la búsqueda de la paz.
Soy licenciada y estudiante de la maestría en Estudios Latinoamericanos y profesora adjunta de la asignatura "Teoría de la Cultura" en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y me parece que el hecho de señalarme como "miembro activo", representante o vinculo de las FARC en México es irresponsable tiene la clara intención de inhibir las actividades que realizo, criminalizándolas.
Mi interés y estoy segura que el de mis compañeros asesinados en Ecuador ha sido y responde al espíritu antes mencionado, y la publicación de notas con información equivocada o tendenciosas ponen en riesgo mi seguridad personal, así como vulneran la libertad de investigación, expresión y pensamiento, cuestionando mi actividad académica.
En estos días de linchamiento mediático a estudiantes que se interesan por conocer los movimientos sociales en América Latina, he encontrado en mi Universidad, la UNAM, entre sus profesores y compañeros, el apoyo académico y moral para defender lo que hacemos, para investigación académica. Es una de las pocas instituciones mexicanas que sin mayor cuestionamiento ha salido públicamente en nuestra defensa.
Manifiesto mi profunda indignación por la tibia y timorata respuesta del gobierno mexicano frente a la violación de los derechos humanos de los estudiantes asesinados en Ecuador y su temor a condenar pública y abiertamente al gobierno de Colombia.
Estoy segura de que mis compañeros Juan González del Castillo, Verónica Natalia Velázquez Ramírez, Fernando Franco Delgado, Soren Ulises Aviles, y Lucía Andrea Morett Álvarez compartían y comparten intereses similares a los míos y que las actividades por todos realizadas son para el conocimiento de la realidad de América Latina.


1) Rayuela del día 17 de abril de 2008. en La Jornada.
(2) UNAM-DGCS-244
(3) publicado el 25 de marzo de 2008. en: http://blogs.eluniversal.com.mx/wweblogs_detalle.php?p_fecha=2008-03-25&p_id_blog=54&p_id_tema=4543
(4) publicado el 29 de marzo de 2008. en: http://blogs.eluniversal.com.mx/wweblogs_detalle.php?p_fecha=2008-03-29&p_id_blog=54&p_id_tema=4570

1 comentario:

Guccini dijo...

Expresó mi mas sentido pesame por las familias que perdieron a sus seres queridos(alumnos de la UNAM)que simplemente luchaban por la busqueda de la verdad, espero que hagamos justicia,tomando accion y apoyando a los estudiantes antes señalados que comparten igualdad de condiciones que nosotros y defienden sus ideales por el conocimiento de todos.