Revista estudiantil de la Universidad Autonóma de Aguascalientes, editada por la Brigada Jesús Silva Herzog (Sociedad de Alumnos de Economía y Mesa Local ANEE)

lunes, 9 de marzo de 2009

UAA PREFIRIÓ A JARDINERO QUE A BIÓLOG EGRESADA. AÚN HAY CUENTAS PENDIENTES CON ELLAS DICE INEGI.

Con pésimos datos estadísticos y peores augurios, el próximo domingo habrá de celebrarse el Día Internacional de la Mujer, ya que ellas son las más afectadas por el desempleo, la crisis en general y la discriminación, según datos de la Organización Internacional del Trabajo, el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática y la Organización de las Naciones Unidas.

En nuestro país y consecuentemente en Aguascalientes, las más afectadas por el desempleo son las mujeres y eso se explica fácilmente desde el momento en que en la Universidad Autónoma de Aguascalientes (la institución donde supuestamente la igualdad, inteligencia y sabiduría imperan), para ocupar un puesto se da preferencia a los hombres por encima de las mujeres, como acaba de suceder recientemente al solicitar a un biólogo para hacerse cargo de las áreas verdes del campus: el puesto fue otorgado a un hombre no por su capacidad, sino por ser hombre y porque supuestamente se entendería mejor con los jardineros que también son hombres.

Entre las aspirantes al cargo hubo biólogas egresadas de la propia UAA, quienes fueron discriminadas por ser mujeres. Eso sucedió en la "máxima casa de estudios" de Aguascalientes.

El INEGI por su parte detalla que "aún hay cuentas pendientes con ellas" y da los siguientes datos: en México hay 54 millones de mujeres, el 41% de ellas se desenvuelven en el campo laboral, uno de cada cinco hogares son encabezados por mujeres y sin embargo, las remuneraciones y condiciones laborales, son inferiores a las de los hombres.

La desigualdad es atribuida a creencias culturales que no hemos sabido superar y ahora, en pleno siglo XXI, por esas creencias de nuestros ancestros, las mujeres padecen la discriminación que las lleva a ser las más afectadas por la crisis. En esas condiciones se va a celebrar el próximo domingo El Día Internacional de la Mujer.

Como una muestra más de la discriminación, en lo que va del presente siglo, la desocupación femenina en Latinoamérica creció en un 20 por ciento y la Organización para las Naciones Unidas (ONU) advierte sobre el riesgo de que "las mujeres se queden sin empleo de seguir esta tendencia".

Esos son algunos datos de la discriminación hacia las mujeres al exterior, pero lo peor se vive dentro de los hogares, donde se calcula (no se pueden dar datos precisos por la falta de denuncias concretas) que más de la mitad de las mujeres sufren mal trato. La violencia intrafamiliar repercute directamente en mujeres, niñas sobre todo, niños y ancianos, mujeres y hombres, los sectores más vulnerables de nuestra sociedad.

Realmente en el Día Internacional de la Mujer poco hay que celebrar, dado que, desde la implementación de este festejo, las condiciones no han mejorado, al contrario, lo único positivo es que las denuncias se han incrementado, pero cambios significativos: ninguno.

Prevalecen la preferencia hacia los hombres, la discriminación a las mujeres, el mal trato, el abuso, el desempleo, los peores salarios para ellas, los golpes y amenazas...

Otro Día Internacional de la Mujer más, en el que habrá discursos, estadísticas estremecedoras, desgarramiento de vestiduras, "reflexiones" y después... esperar un año para volver a conmemorar.
Fuente: El Sol del Centro -7 de marzo de 2009-