Revista estudiantil de la Universidad Autonóma de Aguascalientes, editada por la Brigada Jesús Silva Herzog (Sociedad de Alumnos de Economía y Mesa Local ANEE)

martes, 10 de febrero de 2009

LIMITAN SUBSIDIO ESTUDIANTIL

Al no obtener respuesta a su reiterado pedido de alzar las tarifas del pasaje, los dueños de camiones urbanos restringieron al mínimo el subsidio al sector estudiantil.

A los estudiantes se les respetará el descuento del 50% en los pasajes pero solamente a cuatro viajes por día, de lunes a viernes.

El director de ATUSA, Manuel de la Cruz, dijo que a pesar de las presiones que han recibido de diferentes agrupaciones de estudiantes, los jóvenes solamente recibirán este beneficio.

El descuento será aplicado para que los estudiantes se trasladen de su casa a la escuela y regresen y sólo en los días de clase, sin que haya más descuentos el resto del año.

Reconoció que algunos que se han declarardo líderes de los estudiantes, los cuales al parecer no están matriculados en ninguna de las universidades, comenzaron de nueva cuenta con la presión estudiantil para abrir o ampliar el subsidio.

Sin embargo ahora con el uso de la tecnología y la expedición de las tarjetas, el descuento al que se han hecho acreedores cada uno de los jóvenes se controlará, vía Internet y un programa especial de computación.

A cambio, los concesionarios exigirán a los estudiantes que estén debidamente matriculados en la escuela y que sus estudios sean reconocidos por el IEA o las diferentes universidades, sin que se permita un mal uso de las credenciales para el descuento.

Al fin los descuentos para estudiantes, que alcanza el 50% de los pasajes, son pagados por los concesionarios a pesar de que el servicio a los estudiantes representa más del 30 y hasta 40% del servicio que ofrecen muchas de las líneas.

Manuel de la Cruz señaló que el subsidio al servicio de los camiones que utilizan diariamente los estudiantes, es pagado por los dueños de los camiones, de tal manera que ahora se ha puesto en marcha una vigilancia muy estricta para que los dueños de las credenciales sean los que utilicen el beneficio, sin que se permitan las transferencias.

Esta es una de las normas a las que están obligados los estudiantes, muchos de los cuales han pretendido presionar a los concesionarios para recibir este beneficio, y que éste sea los 365 días del año o durante las 24 horas del día.

El problema es que muchos de los concesionarios, por no decir que todos, comenzamos a trabajar con números rojos y este problema financiero puso en riesgo a los que se les denomina «hombre-camión».

Los propietarios de sólo una unidad serán los primeros que desaparezcan y serán, posiblemente, muchos de ellos absorbidos por los que tienen varias unidades y los cuales podrán soportar de mejor manera el problema económico que está ante nosotros.

Fuente: Hidrocalido -9 de febrero de 2009-