Revista estudiantil de la Universidad Autonóma de Aguascalientes, editada por la Brigada Jesús Silva Herzog (Sociedad de Alumnos de Economía y Mesa Local ANEE)

miércoles, 25 de febrero de 2009

RECHAZAN MÁS COBROS EN LA UAA

Antonio Rodríguez Silva, director de Finanzas de la UAA, lamentó que los estudiantes se resistan a pagar mínimos incrementos en servicios que realmente necesita la institución, mientras que semanalmente despilfarran cantidades mayores en alcohol y cigarrillos.

La casa de estudios no ha podido aplicar un aumento para las becas universitarias -o lo ha hecho a regañadientes-, aunque este es mínimo y sólo representa 20 pesos mensualmente, a pesar de que muchos de sus estudiantes se gastan hasta mil pesos en los antros, tan sólo el fin de semana.
Son muchos a los que les cuesta trabajo aportar 20 pesos para este fin, que es por el bien de todos, pero en cambio se gastan cantidades mayores para comprar sus cajetillas de cigarros.

Es de lamentarse cómo los estudiantes en la UAA no quieren que se les aplique un aumento mínimo a las diferentes aportaciones, con el pretexto de ser una institución pública, pero sí se despilfarran miles de pesos en otras situaciones realmente sin ningún beneficio para su vida a futuro.

Lo anterior lo dijo al señalar que de acuerdo a un estudio, la universidad pública no parece tal, pues sus estacionamientos están llenos de carros de lujo, que no caben ya en las áreas que les son asignadas.

La construcción de un estacionamiento de paga en la Universidad Autónoma de Aguascalientes comenzó a ser valorado por sus autoridades, ante el grave problema que ocasionó la falta de este servicio.

Dijo que no se ha encontrado el esquema adecuado para la realización de este proyecto, pero sin embargo esta es una obra que se deberá realizar en el Campus Universitario.

Aunque algunos señalan que no es necesario, se han realizado diferentes análisis debido a que diariamente ingresan y salen del Campus Universitario miles de automotores y muchos de ellos comenzaron a invadir zonas peatonales y hasta jardinadas.

El Campus Universitario fue creado con los cajones necesarios para el servicio a una comunidad mínima, sin embargo hoy ya es insuficiente y quedó rebasado desde hace tiempo. Se comenzaron a tomar medidas, como el tener un acceso controlado a los diferentes estacionamientos con los que cuenta el Campus, el cual solamente le es permitido a estudiantes y maestros.

Lo anterior debido a que se detectó que trabajadores ajenos a la Universidad comenzaron a invadir las zonas, especialmente las de un edificio con oficinas y un centro comercial que se encuentra cerca del Campus.

Se han presentado varias propuestas e incluso se desarrolló un estudio, sin embargo hasta el momento la comisión ejecutiva, en la que participan el rector, la secretaria general, los decanos y directores generales, han coincidido en que los recursos que se tienen es para la infraestructura educativa.

Sin embargo la falta de cajones para estacionar los automotores de alumnos y maestros comenzó a generar diferentes problemas, como la invasión de áreas jardinadas y hasta peatonales, de tal manera que se estableció la necesidad de contar con un edificio para albergar los automotores de manera vertical.

Eso representará una inversión por lo que el servicio deberá contar con un costo, el cual deberá ser pagado y la mejor manera que se ha encontrado hasta el momento es cobrar para su acceso, aunque sea una cantidad mínima.

Fuente: Hicrocálido -23 de febrero de 2009-