Revista estudiantil de la Universidad Autonóma de Aguascalientes, editada por la Brigada Jesús Silva Herzog (Sociedad de Alumnos de Economía y Mesa Local ANEE)

viernes, 16 de enero de 2009

ES LA NATURALEZA, NO EL HOMBRE, LA QUE REGULA EL CAMBIO CLIMÁTICO

Un reporte del Comité del Medio Ambiente y de Obras Públicas del Senado de Estados Unidos sobre cambio climático, citó y clasificó en séptimo lugar la teoría del investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM, Víctor Manuel Velasco Herrera.


En el reporte, publicado hace unos días, se incluye a 250 científicos internacionales prominentes, y menciona trabajos de especialistas de diversas instituciones del mundo, como las universidades de Princeton y Harvard, y el Massachusetts Institute of Technology, entre otros.


El reporte, a diferencia del de 2007, considera al Sol como uno de los factores principales que contribuyen a que el planeta experimente periodos de calentamiento y enfriamiento, siendo ésta una de las contribuciones de las investigaciones de Velasco, así como su teoría de la mini era del hielo del siglo XXI que, según el especialista, iniciará en 2010, y durará entre 40 y 80 años, a causa de la disminución de la actividad solar.


El modelo teórico propuesto por el catedrático, menciona que esos periodos se alternan en un lapso secular, pues tienen una duración aproximada de 100 años, “es un ciclo natural de la Tierra”.


“El Cambio Climático, los calentamientos y enfriamientos globales han existido, existen y existirán, independientemente de la actividad del hombre”. En las décadas de los 80 y 90, se registraron las máximas temperaturas, porque la actividad secular del astro estaba en su máximo, y a partir del 2005, se entró en un periodo de transición no abrupto, que podría durar entre cinco y 15 años, según la zona geográfica. Teóricamente, en 2010 se pasará a una mini era del hielo, y esto se confirmará en unos cuantos años, explicó el universitario.


El fenómeno, prosiguió, podría generar una disminución de la temperatura global de 0.2 grados a un grado centígrado, y provocaría cambios en las localidades, dependiendo de su ubicación; además, podría tener diversas manifestaciones, y durar de 40 a 80 años.


Velasco Herrera desarrolló una teoría y un modelo físico denominado ELSY, que ha corroborado una vinculación entre los periodos de máximos y mínimos de actividad secular de Sol con los calentamientos globales y los lapsos de enfriamiento terrestre, hayan existido o no seres humanos.


La mención de ELSY es trascendente, dijo, pues ninguna hipótesis sobre cambio climático puede explicar por qué se presentan esos periodos. “Se detalla lo que ha pasado, lo que está ocurriendo y lo que va a suceder en las próximas décadas y en los siguientes siglos, los siguientes periodos glaciares e interglaciares.”


Hasta hace poco se discutían modelos y teorías internacionales, “ahora se ha contribuido al debate científico internacional; esto es importante para el desarrollo de la ciencia, pues se vive la revolución científica de este siglo, y somos actores, no espectadores”, recalcó el académico.


No existe consenso científico sobre la influencia y responsabilidad del hombre y del dióxido de carbono en el calentamiento global actual, y se confunde contaminación ambiental con cambio climático. La última vez que hubo un acuerdo fue en la época de Galileo, la era del oscurantismo y del retroceso moral, ético, cultural, tecnológico y del conocimiento, añadió.


Para que los países del tercer mundo puedan desarrollarse en el campo cultural, económico, científico y tecnológico, se necesita libertad de pensamiento, de ideas, de expresión y de creación; sin ella, se entraría, en este siglo XXI, a un nuevo oscurantismo, y “eso sería muy peligroso”.


“El cambio climático no es un peligro para la humanidad, sino las crisis económicas, la corrupción, la impunidad, la pobreza, los conflictos bélicos, el analfabetismo, el bajo nivel educativo, científico y tecnológico, los secuestros, la falta de ética y moral entre otros”, puntualizó.


Para concluir, el académico parafraseó a Galileo Galilei: “Y sin embargo, la Tierra se está enfriando”.
Fuente: dgs.unam.mx