Revista estudiantil de la Universidad Autonóma de Aguascalientes, editada por la Brigada Jesús Silva Herzog (Sociedad de Alumnos de Economía y Mesa Local ANEE)

jueves, 7 de mayo de 2009

EL GOBIERNO NO CUMPLIÓ CON SU META DEL .5 DEL PIB PARA INVESTIGACIÓN

La alerta sanitaria de la influenza evidenció las ausencias que tiene el país en cuanto al apoyo que el gobierno da a las instituciones educativas para el fomento de la investigación que está ya probado que es una alternativa básica para sacar adelante el funcionamiento de cualquier país, en el caso de la Universidad Autónoma de Aguascalientes que realiza el 70 por ciento de las actividades de investigación en el estado sobrevive con recursos propios y los que obtienen los académicos a través de convocatorias externas, comentó Rafael Urzúa Macías, rector de esta casa de estudios en el estado.

Según un registro proporcionado por la misma universidad, son 47 los investigadores miembros del Sistema Nacional de Investigación (SNI) los que pertenecen a la UAA, por una parte con un pequeño apoyo que reciben de parte de la misma institución además de los recursos que los académicos obtienen a través de convocatorias externas.

En una entrevista anterior con Javier Avelar González, director general de Investigación y Posgrado de la UAA informó que son alrededor de de 40 ó 45 millones de pesos anuales los que la universidad destina para apoyo a investigadores, sin que se tenga una partida presupuestal específica para esta actividad y los apoyos para cada investigadores varían dependiendo de sus requerimientos de material y equipo.

De una manera lamentable, el rector fue enfático al decir que el gobierno federal no cumplió con la meta que se había propuesto en lo que se refiere al aspecto de investigación, como tampoco lo hizo en términos de educación superior, según dijo Rafael Urzúa, el gobierno había propuesto inicialmente asignar un .5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) para investigación, del cual “sin bien nos va” dijo, se destinó sólo el .35 por ciento.

“Esas cifras traducidas a pesos, cada centésima son millones, si en México no tenemos investigación y desarrollo tecnológico propio estamos sometidos al de otra parte como pasa ahora con los antivirales que se están usando para combatir la influenza”.

Estos medicamentos son producto de investigaciones que no se hicieron en el país y los beneficios que contrae la comercialización de los mismos es un beneficio para los laboratorios poseedores de las patentes. Esos son desarrollos tecnológicos que surgen de acciones de investigación básica que en México no es tomada con la importancia que en realidad tiene.

“Si esto no es tomado en consideración estamos perdidos, la investigación es poder y eso lo dijo Francis Bacon hace siglos, algunos países tomaron esa idea y se dedicaron a darle impulso a este rubro a través del que han salido adelante”.

El rector puso el ejemplo de Corea del Sur que a través de su apuesta por la educación y la investigación lograron salir de una situación de devastación para colocarse en una situación de desarrollo y con una economía holgada.

Pronosticó que el país no saldrá de su situación mientras los gobiernos estén regateando el apoyo a lo indispensable, que no es sólo salud, alimentación y vivienda, sino también educación e investigación.


Más que temor o ignorancia, Urzúa consideró que a los funcionarios de alto nivel les hace falta conocer las instituciones de donde proviene la investigación y cuáles son los beneficios

“La investigación en México se concentra en pocas instituciones, la mayoría son públicas y cuando los funcionarios no conocen las bondades del sistema de educación e investigación no entienden que hay que apoyarlo”.

“Muchos de ellos provienen de escuelas donde la educación no es una cuestión de beneficio social, es un negocio, ellos adquirieron una mercancía, pero no comprenden y no conocen más allá”.

En tiempos electorales, se preguntó además qué objeto tienen las campañas de los políticos con tanta profusión de recursos mediáticos para los cuales invierten una buena cantidad de dinero, mientras le regatean apoyos a la educación desde el nivel básico hasta el superior y de paso a la investigación.
Fuente: La Jornada Aguascalientes -6 de Mayo de 2009-